Se han desarrollado cajeros automáticos de donde se pueda retirar dinero tan solo con un smartphone y un qr code, dejando atrás los pins y tarjetas de crédito o débito.  Los usuarios unicamente tendrán que escanear el código con la app previamente ligada a su cuenta de banca. Inclusive puede llegar a hacer operaciones interbancarias como recargas, transferencias, etc.