Un reality participativo

oldspice maximPara ganarse a los teens con un nombre como Old Spice, la marca necesitaba una idea poderosa que pudiera hacer irrelevante a Axe.

La categoría de desodorantes llevaba años con un líder absoluto que se comunicaba con irreverencia prometiendo una fórmula que mágicamente atrae a las chicas.

Para hacerle frente, necesitábamos poner al consumidor en el centro, haciéndolo sentir importante por sus habilidades como persona, alejándonos de la “fórmula mágica” diseñada para quienes no pueden sostener una plática con una chica. Creamos una campaña integrada on y offline que tenía como estrategia acercar al consumidor a las 5 “chicas Old Spice” en su vida real, conociéndolas como personas y no en su faceta de modelos inalcanzables como lo haría la competencia. Creamos un concurso en el que nuestros consumidores tenían que demostrar su destreza al interactuar con las chicas para ganar puntos y ser el elegido para ir con ellas a la mansión Old Spice, donde grabamos la siguiente ola, en la que pudieron conocerlas íntimamente. Los participantes enviaron sus piropos vía YouTube, chatearon con un bot (autómata) vía messenger y se agregaron a las páginas en facebook de las chicas OldSpice, quienes lograron varios miles de fans en una época en la que este medio social apenas iniciaba.

Resultados:

  • Crecimiento récord: +17% en participación de mercado.
  • Por primera vez en la historia la marca ganó terreno frente al lider de la categoría.

caso_csm_oldspice

2019-02-24T23:39:06+00:00By |Blog (ES), Casos de innovación|
WhatsApp chat